#LosTrucosDeMama 2: Conservar el Ajo

Hoy toca truco de cocina. La verdad que en casa siempre hemos sido muy cocinillas, sobre todo yo, al menos hasta que me quede embarazada que me “quito” el puesto mi marido, lo que empezó siendo algo eventual (me gusta la cocina) ha acabado siendo algo habitual. Hasta hace unos, estoy intentando recuperar mi puesto y al menos, durante la semana, lo consigo jejeje.

Nos gusta cocinar con ajo, que le de un toque pero sin pasarse, porque además yo no puedo comer demasiado no me sienta tan bien como me gustaría. Como lo usamos poco se nos estropea (y mira que dura). No me gusta tirar comida (ni un misero ajo), por lo que deje de comprar ajos y empece a usarlo de bote (no es lo mismo). Hasta que descubrí como conservarlos y es muuuy sencillo:
Necesitamos:

  • Ajos pelados
  • Aceite de Oliva (El nuestro es Virgen Extra)
  • Tarro de cristal (yo guardo los de mermelada)
  • Picadora (si no tienes también vale un cuchillo)

Y es tan sencillo como picar los ajos con la picadora y dejarlos a gusto del consumidor, nosotros no los dejamos muy picados. Los metemos en el tarro de cristal y completamos con el aceite de oliva. Se mete al frigo Y ¡Listo! Tenemos ajo listo para cuando lo necesitemos.

Si no tienes picadora también se puede hacer a mano, cuesta más, pero obtenemos el mismo resultado

¡¡Espero que os haya gustado!!

Otros trucos:

Calentar la Cuna en noches frias

Anuncios

Natación para Bebés: 2º Día


Me encantaría decir que este segundo día de piscina ha sido fantástico, maravilloso.
Pero no.
Ha sido un segundo día de adaptación, hemos llegado a los vestuarios contentos, hemos entrado y parecía que todo iba bien, hasta que puso cara mimo y empezó a llorar
No lo deje
Salimos de la misma del vestuario.
Ya lo llevaba con el bañador de casa así que solo era quitarle la ropa, salí del vestuario y lo calme un poco.
Cuando ya estaba calmado le quite la ropa en el mismo pasillo. Volvimos a entrar en el vestuario y esta vez estaba Ma su amigo del parque.
Lo pose en el suelo ya con el bañador puesto y se pusieron los dos a jugar contentos.
Los vestuarios quedan en alto y desde ahí,  desde el pasillo se pueden ver las piscinas, hay dos vasos, uno para peques y el normal.
Antes de llegar a las escaleras ya empezó a llorar, empecé a cantarle y parece se calmó un poco. Pero sólo un poco porque cuando llegábamos a la piscina de nuevo comenzó a llorar

Había una tortuga de juguete en el suelo que utilizan los monitores para jugar con los niños, empezamos a jugar con la tortuga, primero fuera del agua y luego sentados al borde de la piscina
De vez en cuando ponía cara de llorar pero con el juego enseguida se le quitaba.

Empezamos y parecia ir todo más o menos bien,  lloriqueaba al principio un poco pero enseguida se calmo. No conseguí que hiciera la mayoría de las actividades. Pero no importa,  el estar en el agua y sin llorar ya era un triunfo.

Es muy importante que vea a los otros niños realizar las actividades porque eso hizo que al final él tambien quisiera participar y que al final hiciera 2 o 3 de las actividades y además que se riera.

Ha sido un gran día,  ha participado (un poco),  apenas ha llorado y se va acostumbrando.

Si hubiera previsto su primera reacción,  noa hubieramos preparado. Probablemente lo hubieramos solucionado yendo a la piscina un par de veces antes del comienzo del cursillo. Ni se me paso por la cabeza,  pense que como ya estaba acostumbrado a la pisci de verano todo sería coser y cantar

Natación para Bebés: Primer día 

Tenía ganas de que llegara este primer día,  muchas expectativas. Pensé que nos lo pasaríamos genial,  que le encantaría. He aprendido una buena lección: no puedes tener expectativas,  en un segundo todo puede dar un giro inesperado.
Empezamos la mañana madrugando (mucho), durante la mañana terminé de preparar la mochila,  buscar un candado con números para la taquilla y meter un tentempié para después. Como era pronto,  salimos con mucho tiempo de antelación y dimos un paseo por el barrio.

Entramos en la pisci,  enseñamos el carnet y el chico de la entrada nos dio las últimas instrucciones. Entre en los vestuarios y ya estaba allí uno de los niños,  Ma,  que ya conocemos del parque. La puerta del vestuario había quedado abierta y pensando que los niños se podían escapar fui a cerrarla. En ese momento se desato la tormenta,  oí un llanto,  el llanto desconsolado de mi hijo, volví corriendo,  lo intente consolar,  no pude,  no funcionaba nada. A duras penas lo cambié y me desvestí yo,  seguía llorando,  ni siquiera la teta lo calmaba.

Se asusto y cuando fui a cerrar la puerta pensó que me iba. Ya no hubo manera,  quería salir de allí de todas las maneras posibles. Lo lleve en brazos hasta la piscina,  le enseñe los juguetes que tienen allí,  los balones,  … paseamos,  le volví a dar teta,  me senté al borde… nada… seguía desconsolado e hipaba. Imposible,  así que decidí que lo mejor era irnos.

En el vestuario estaban las niñas del turno anterior,  entre 6 meses y 1 año mayores. P seguia desconsolado,  como pude le puse el pañal y lo vestí y cuando iba a llevarlo con su papá,  sucedió lo inesperado,  gracias a las niñas  (y a abrir y cerrar taquillas) se calmo,  lo que hasta entonces para él era un lugar inhóspito,  se volvió un lugar de juegos y sonrisas. Hizo amistad con las niñas, le dieron galletas, las madres le llamaron guapo y ojos bonitos y llego la sonrisa. Salimos sonriendo del vestuario y me tranquiliza,  porque si su primera impresión del lugar es mala,  hay muchas posibilidades que el próximo día le pase lo mismo,  antes incluso de llegar al agua. Pero al salir con una sonrisa,  probablemente el próximo día sea un buen día para comenzar el curso.

De todas formas para prevenir lo de hoy,  hare lo siguiente:

– lo llevare con el bañador puesto,  para estar en los vestuarios el mínimo tiempo posible.

– Mañana, aunque no hay curso,  iremos por la tarde con su amiga V,  para ver que pasa.

Y desde luego si tengo que cerrar la puerta o hacer algo a mas de medio metro de él,  lo llevaré en brazos.

Para mí,  esta reacción,  ha sido toda una sorpresa. Y lo que me llama poderosamente la atención es que empieza a tener miedos,  hasta ahora no tenía miedo a nada y según pasan los meses empiezan a aflorar,  como por ejemplo el miedo que tiene al agua cuando le aclaro la cabeza.

Ya no es tan bebé,  poco a poco se esta convirtiendo en un niño pequeño,  me encanta verlo así,  cada día haciendo algo nuevo,  cada día entiende más,  cada día más mayor.

¿Os ha pasado lo mismo?¿Qué tal comienzo tuvo vuestro niñ@ el primer día en la actividad que elegisteis para él/ella?

Espaguetis de Calabacín con Salsa de Champiñones

El verano pasado descubrí el Spiralizer ¿Qué es eso? Os preguntaréis. En principio un trasto más,  no necesario (luego explicare porqué) para ocupar más espacio en la cocina y que su uso principal es hacer Espaguetis de verduras (los que mejor quedan son los de Calabacín) 

¿De verdad vale la pena comprarlo? Pues sí y no. Sí,  si le vas a dar uso, en casa nos encanta el calabacin (sobre todo a mi marido) y la verdad es que la crema de calabacin o los calabacines a la plancha estan buenos,  pero llega un momento que aburren. ¡Así que es una manera diferente de prepararlos! Entre la gente que nos los da y mi abuelo que los siembra,  comemos mucho calabacín,  así que a mi si que me merece la pena. 

¿Como hacer espaguetis de Calabacín sin la maquinita? ¿Tienes un rallador en casa? Pues rallalo todo lo largo que es y le saldran,  no es igual,  pero vale. 
Podéis ver 3 formas de hacerlo en este enlace

Una vez que tenemos los espaguetis vamos a por la salsa,  esta la he probado hoy y me ha gustado bastante:

Para 3 personas.

Ingredientes:
– Espaguetis de Calabacín 

– Nueces Rayadas

– 1 Bandeja Champiñones cortados en trozos no muy grandes.
Para la Salsa:

-1 Calabacín pelado y en trozos

– 1/2 taza de nueces (en remojo la noche antes)

-3 Champiñones (pueden ser de la bandeja)

– 1/2 o 1 Limón 

– Ajo en polvo al gusto 

– Sal

PREPARACIÓN 

1. Dejar la noche antes las nueces para la salsa en remojo las nueces.

2. En una picadora (o thermomix) echar todos los ingredientes de la salsa. Tiene que tener una consistencia cremosa, asi que en caso de que lo necesite añadir agua. Condimentar al gusto con la sal y el ajo.
3. En una sarten hacer los champiñones en trozos, añadir sal y polvo de ajo ( si se quiere, si no con el de la salsa vale)

4. Añadir la salsa para calentarla y que al servirla no este fría  (la receta original de Mas alla del gluten es Cruda, pero a mi no me gusta la salsa fría y me da cosa comer los champiñones crudos)

 Si se desea calentar la salsa en tmx o en una sarten (repito: a mi me gusta más caliente)

Natación para Bebés: Preparando la mochila

Con toda la equipación ya en casa (bañadores,  gorros, toallas, …) el domingo por la noche pensé que tenía TODO preparado, ¡Ay que lejos estaba de ello!
Tenía Bañadores, toallas, gorros, chanclas, pañal de agua, pañal para después, body y calcetines por si se mojaba los otros, … pero ¿me falta algo? yo iba a ir ya con el bañador puesto y menos mal que por la noche, casi dormida, se me ilumino la bombilla ¡Qué se me había olvidado! Pues si no quiero volver en plan comando ¡Mi ropa interior! ( y bastantes cosas más de las que me dí cuenta estando allí)

Poco a poco me voy dando cuenta de lo que necesito llevas y a día de hoy la mochila se compone de los siguientes artículos:

  • Gorros
  • Chanclas para mi (y su correspondiente bolsa)
  • Ecarpines para P
  • Bolsas de plástico para todo lo que este mojado ( sí se te olvida mételo dentro de la toalla)
  • Toallas 1 grande, 1 para el peque, al menos 1 de tamaño pequeño para cualquier imprevisto.
  • Ropa interior para mi
  • Body + calcetines + pantalones repuesto para P (hay mucho agua por los vestuarios y quien sabe)
  • Pañales + toallitas + cambiador de usar y tirar (que yo uso hasta que rompe o se mancha)
  • Neceser con Champú, gel, desodorante, crema para el cuerpo (para mi y para el peque) crema para la cara (y demás potingues que se puedan necesitar)
  • Candado para la taquilla
  • Pañuelos
  • Agua para P (hace mucho calor en el vestuario)
  • Cartera con lo justo (algo de dinero y el DNI)
  • Carnet de la piscina

¿Se me olvida algo?  ¿Llevas algo más en la mochila de la piscina?