Disfrutando la Maternidad

No, ya sé que la maternidad no es fácil, con esté post no quiero engañar a nadie, ni que nadie piense lo que no es. NO ES FÁCIL, pero sí muy gratificante. Dos años hará el 19 de septiembre que soy madre y no me arrepiento. Mi vida ha cambiado drasticamente, pero no volvería a la anterior. Ahora mi vida se reduce a él a mi sol, mi luna, mi estrella, lo es TODO para mí. No puedo ducharme sin tener dos ojos mirándome, no puedo ir al baño sin que vea su risilla, no puedo dormir si él está despierto. Pero sé que son etapas, en un par de años recuperaré parte de mi vida, mientras el juega, podré leer, no hará falta que me eche a dormir con él y ya no me necesitará para un montón de cosas más y entonces lo echaré de menos.

Este año he decidido que no vaya a la guarde,  soy tan afortunada que puedo cuidarlo yo,  y además quiero hacerlo. Me encantan esos momentos llenos de arrumacos y besos nada más levantarnos, me encantan los Martes y Jueves cuando vamos a la pisci, me encanta salir con él de la mano, ir a los recados (aunque apenas me deje comprar) y luego verlo disfrutar en el parque. Son nuestros momentos, momentos que con el tiempo, el comienzo del cole y un montón de cosas mas, desaparecerán y seré yo la que los eche de menos.

Me gusta sentarme con él a jugar, leer o practicar palabras. Ya se le ha soltado un poco la lengua y repite todo lo que decimos, muchas cosas en alto y otras por lo bajini, como con miedo a no estar diciéndolo bien. Cuando se suelte del todo ¡Pobre de nosotros!

Por ahora me conformo con que cuente hasta 3, pero que el 4, 5, 8 y9 apenas sean audibles, que el 6, 7 y 10.

Que la Luna sea “Nu Nu Ma” aunque sepa decir Luna perfectamente (a veces tambien se lo llama a las estrellas)

Que cuando nos quiera dar algo diga “tuvé”  aunque sepa decir “toma”

y “zu” ( como zoo en inglés”) sea luz.

Que cuando le preguntes ¿cómo te llamas? nos diga su nombre ¿cuántos añitos tienes? Uno y ¿Cuántos vas a cumplir? Dohh

Me encanta cuando nos llama “ehhhh, mama” o ” ehhh, papa” acentuando en la primera o cuando no deja de repetir “ven mama” y yo le digo “ven tu”, él me mira con esa risila de pillo que tiene y al final voy.

Por las noches es todo un recital de nombres ” abu, aba, avi , assia, mama, papa, adri” así una y otra vez y no entiendo el porqué, pero cuando lo hace de madrugada me vuelve loca.

Ya no podría dormir sin él y aunque duermo mas a gusto cuando la primera parte de la noche, cuando él duerme en su cuna de colecho, y luego ya no tanto, cuando soy yo la que tiene que dormir algo metida en la cuna porque si no no entro. Lo difícil que es despertarse un par de veces por la noche, porque él aún quiere mamar, aunque su intención principar es que seas su chupete, porque esta muy a gustito pegado a la teta. He aprendido que si lo suelto y lo dejo, aunque proteste un poco, a los 30 segundos ya se ha dormido.

Pero sí, aunque la maternidad no es fácil y las mamas y papas necesitamos tiempo para nosotros, ya sea juntos o separados, no lo cambio por nada del mundo. Cada cierto tiempo recuerdo el momento en que la matrona me lo puso encima, fue el mejor momento de mi vida, aún hoy se me intentan escapar un par de lagrimas. Es duro lidiar con la lactancia, la familia, los cólicos, los llantos y un montón de cosas más, pero quiero tanto a mi bebé/niño de dos años que me duele.

Por todo esto y mucho más estoy disfrutando de mi maternidad, de los 2 años que llevamos juntos y todos los que nos esperan. Te quiero mi niño ❤

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s