Toallitas Naps

Hace un par de meses fuimos seleccionados por Un Cachito de Mi para probar las toallitas Näps de parte de 

Nos encanto el formato en que lo recibimos:  una cajita llena de toallitas. En seguida abrí una para probarla. 

Un poquito de agua y ya se hace un tamaño mas que aceptable para usarla en lo que necesites. 

Ventajas:

– No ocupa nada,  la puedes meter en cualquier lugar.

– No trae ningún producto añadido,por lo que no solo se puede usar para el culito del bebé, también la puedes usar para desmaquillarte, refrescarte, … para lo que se te ocurra y si la necesitas con jabón o cualquier otro producto se lo puedes añadir tu. 
– Es hipoalergénica,  para las pieles más sensibles, por lo que no contiene ningún olor ni sustancia que pueda irritar la piel.

– Es biodegradable

Desventajas

– Si no tienes a mano agua, no la puedes usar. Aunque con peques siempre la llevamos encima. 

– Las tienes que tener preparadas de antemano y  nunca se sabe cuantas se van a necesitar 🙈

– Son algo más caras que las normales y si las quieres envueltas (como las que me han mandado a mí) son incluso mas caras.

¿Cómo funcionan las toallitas comprimidas Näps?

1. Añadir el líquido que desees
2. Hazla crecer.
3. Desenrollar la toallita.
¡Lista para usar!

Después de un mes probandolas estoy encantada. Aunque cuando estamos en casa no suelo usar toallitas,  ya que P prefiere que le limpié con esponja,  jabon y agua,  cuando salimos fuera estan genial. Sé que puedo limpiarle el culete con toda la confianza: no tiene alcoholes,  ni cosas raras,  solo agua y lo que yo le eche. 

Fuente: Un cachito de mi

Y para emergencias estan genial. Y os estaréis preguntando por el precio, pues no esta mal. El pack de 100 unidades sale por 14 €,  así que cada toallita cuesta 14 centimos de euro. Si las quieres envueltas,  venden 25 toallitas a 5 euros. Aunque cuantas más pidas,  más baratas salen.

¿Caras? ¿baratas? Que cada uno opine,  pero a mi me dan confianza,  las puedo usar para lo que quiera y ocupan super poco ¡Qué mas quiero!

¿Qué opináis de las toallitas naps? ¿las habéis probado?

Podéis leer la reseña de Un cachito de mi aquí 

Anuncios

#UnCuentoParaLeer: ¡He Visto Un Tiburón!

¡He Visto Un Tiburón!

DSC00586

Fui al parque y vi…
¡un tiburón!
—No creo, no –dijo Jo.
—¡Que sí, que yo lo he visto!
Y es que en este cuento pasan cosas muy, muy raras…

Editorial: Picarona

Autor: Moira Butterfield
Ilustrador: Michael Emmerson
Publicación: Abril 2017

Categoría: Primeros lectores

Edad: En cuanto les guste que les lean cuentos.

40 páginas. Tapa dura

ISBN: 978-84-9145-007-8

Precio: 14 €

Un libro mágico, en el que la imaginación (o realidad) lo es todo. El protagonista es un niño que va al parque con su hermana mayor. El empieza a ver tiburones, brujas, sirenas, … , pero su hermana no los ve ¿Porqué será? puede que porque esta entretenida con algo, un perro, una paloma, el móvil…

DSC00587

El libro tiene solapas, y cada vez que nuestros pequeños abren una, se encuentran con algo diferente y como he dicho antes lleno de imaginación, y es que como ya sabemos, en el parque puede ocurrir cualquier cosa.

DSC00588_20170616164331707

No solamente juega con la imaginación, también practican los números: Un tiburón, dos brujas, tres dragones … así hasta diez hadas y en la última página aparecen todos.

Es un libro de tapa dura y páginas normales, P es aún muy pequeño tanto para contar (solo llegamos a 1,2,3)  como para dejárselo a él solo, por lo que se lo leo yo. Hace unas semanas conseguí que se sentará conmigo y me deje controlar a mí tanto el libro como la lectura, aunque de vez en cuando sigue queriendo ser él el que abra las solapas o cambie de página.

Un libro totalmente recomendable para primeros lectores que me ha encantado tanto por sus ilustraciones como por su originalidad e imaginación y por un pequeño detalle: en la primera página hay un hueco para poder poner el nombre del niño.

¿y a ti que te ha parecido? ¿te gusta?

Hamburguesas Caseras

En casa no somos mucho de carne,  al menos en casa,  porque sí que nos gusta disfrutar de un buen chuleton,  solomillo o entrecot,… en un buen restaurante. Así que pocos filetes que no sean de pollo o cerdo (y estos últimos a cuentagotas) entran en casa.

Pero sí me gustan las hamburguesas,  una buena hamburguesa jugosa y casera,  hecha con la carne que compro en la carnicería y picada  en el momento o en casa con la thermomix.

Ingredientes:

20170628_113159

  • 300 gr de carne
  • 2 cucharadas de Mostaza
  • Ajo en Polvo
  • 1 cucharadita comino
  • Perejil
  • 1 huevo
  • Pan rayado (una taza aprox)
  • Leche (opcional)

Preparación:

20170628_113341

Lo incorporamos todo a un bol y lo mezclamos bien. Yo suelo usar guantes de latex para mezclar así no me mancho demasiado las manos, siempre acaban con una capa de carne picada y no me gusta nada.

Suelo usar mostaza normal, pero hoy no tenía así que use mostaza con semillas, esta muy buena pero quizás es un poco fuerte si no os gusta la mostaza o no estáis acostumbrados. Por cierto, una vez hecha la hamburguesa el sabor a mostaza es 0, pero les da una esponjosidad que me encanta, quedan muy jugosas.

La carne tiene que quedar como en la imagen, si crees que te has pasado con el pan rallado, la solución es echar un poco de leche y mezclar bien.

20170628_113644-1

Una vez que tengo la carne preparada, pongo film trasparente en una tabla, voy pesando la carne, para P suelo hacer hamburguesas de unos 50 gr y para nosotros de 100 o 150 gr. Así que dependiendo de cuantas hamburguesas queréis hacer necesitaréis más o menos carne.

Y después para el congelador.

 

A nosotros nos encantan y siempre se pueden tunear con los ingredientes que mas te gusten ¿tu que les echarías?

21 Meses de Lactancia Materna

No me lo creo, mi peque ya tiene 21 meses. Aquella cosa pequeñita que pusieron en mis brazos aquel 19 de Septiembre y que aunque le costo un poco, se engancho enseguida en aquel piel con piel después de un parto de 12 horas.

Los comienzos no fueron fáciles,  mucha gente revoloteando alrededor y dando su opinión, enfermeras diciendo que cada 2 o 3 horas y 20 minutos en cada pecho y un bajo peso a los 15 días de nacer. Todo esto casi hace que todo fracasará, pero desde el momento que empezamos con la lactancia a DEMANDA todo fue como la seda.

Soy afortunada, ni una grieta, mastitis o perla de leche (al menos por ahora) eso que a veces sigue doliendo, todo un indicador de que es hora de cortar las uñas, o bien de que P esta malito y necesita estar muuuucho más tiempo al pecho. Aunque a veces es duro, mucho, para mi ha merecido la pena, es nuestro momento.

En nuestro caso, al principio tuvimos ayuda, con un mes empezamos a ir a un grupo de lactancia, para resolver todas las dudas que nos quedaban, pero amigas embarazadas, os voy a dar un consejo, asistid a estos grupos al menos una vez antes de dar a luz, yo lo hubiera necesitado antes, me hubiera resuelto muchas dudas.

¿Cada cuanto tiempo realiza tomas ahora que es más mayor?

Sigo dándole a demanda aunque hay algunas que las sigue teniendo fijas:

El Desayuno

Cuando se despierta, antes de levantarnos, esta un rato, hasta que se cansa y vamos a desayunar. Debido a esto, hay veces que no quiere desayunar, no pasa nada, esperamos un poco y ya desayuna algo.

La Siesta

En la siesta se duerme al pecho, tarda menos de 2 minutos en dormirse, en ese momento me escaqueo a hacer lo que me apetezca o lo que tenga que hacer. Después de una hora o así, me llama y tengo que volver porque quiere más teti, en estos casos si se vuelve a dormir, me vuelvo a escaquear, si no, no me queda más remedio que quedarme un rato con él.

La Noche

Antes, por la noche, también se dormía a la teti, pero últimamente no, toma un rato (mucho o poco, dependiendo del día), la suelta, se da la vuelta y se duerme, hasta las 7 u 8 de la mañana, que tiene un despertar, toma otro poco y se vuelve a dormir hasta las 9.30 o 10 de la mañana.

Con 21 meses, estas son sus tomas fijas, después durante el día pide cuando le apetece, le da igual donde estemos. Si puedo le doy y si no, intento explicarle que no es el momento, a veces funciona y otras se enfada.

En estos 21 meses, sus hábitos han cambiado mucho mes a mes, ahora estamos en un momento que ya por fin puedo dormir varias horas del tirón ¡Aleluya!, pero ha habido momentos de tener entre 3 y 5 despertares. Momentos en los que me he planteado seriamente empezar el destete nocturno, afortunadamente el momento tan esperado de dormir más de 3 o 4 horas seguidas ha llegado y espero que para quedarse. De momento seguiremos con la lactancia, hasta que él quiero o hasta que yo no pueda más.

¿Qué opina la gente a mi alrededor?

Mi marido y mis padres me apoyan, al resto, ni ellos han dado su opinión, ni yo les he preguntado, no es algo que me preocupe.

Doy el pecho en público, bastante a menudo, y P es un niño grande, que pasa por un niño de más edad y por ahora no he visto a nadie que me mire mal o que haya hecho un mal comentario. En este aspecto no me puedo quejar. Es más, varias veces me han preguntado amablemente o me han felicitado por seguir con la lactancia (pero ya fue hace tiempo)

Nunca pensé dar el pecho tanto tiempo y 21 meses después de haber empezado la lactancia me alegro de haber superado todos los escollos, incluido el de la crisis de los 3 meses, pero si no hubiera resultado, si hubiera tenido que buscar refugio en la leche de formula, tampoco hubiera sido el fin del mundo, yo fui un bebé de biberón y aquí estoy.

¿Has dado o piensas dar el pecho?¿hasta cuando?

Espero que os haya gustado el post de hoy.