#STOPniñofobia: De Aviones y Restaurantes

niñophobiaNo pensaba participar, la verdad es que no tengo nada nuevo que contar,  solo mi experiencia,  pero leer vuestras experiencias me ha recordado alguna que nos sucedió hace poco.

Cuando P cumplió 1 añito nos fuimos de vacaciones a Londres, con lo que teníamos que ir en avión, siempre hay mucha polémica sobre los bebés y los aviones, muchos detractores. Estamos de acuerdo que si para muchos adultos viajar en avión no es agradable: presión en los oídos,  muchas horas en un sitio reducido,…, para un bebé puede ser peor. Pero lo mismo pasa con el coche: un asiento especial en el que apenas se pueden mover, … ¿Qué hacemos nos quedamos en casa? Siempre va a haber un pero.

Así que nos decidimos a ir, el vuelo no iba a ser muy largo y teníamos muchas ganas. Para la ida y a pesar de llevar mi arma secreta (a voces), la teti, el comienzo del vuelo no fue muy bueno, lloro un buen rato, aunque luego se calmó y fue un viaje bastante tranquilo. La verdad que no me fije en nadie, si molestaba o no, tan solo me centraba en que mi pequeño se sintiera mejor.

La vuelta fue mucho mejor, subimos al avión sin lloros, nos sentamos, él tenía un asiento para el solo y parecía contento, al cabo de un rato, pido brazos y se quedo dormido. paso el resto del vuelo dormido. De nuevo, no me fije en nadie, si molestaba o no molestaba. Cuando aterrizamos decidimos esperar a que pasara todo el mundo, y aquí es cuando vino la sorpresa, delante nuestro había unas chicas, cerca de la treintena, y cuando se levantaban, miran a P y le dicen que se ha portado muy bien, siendo corroborado por la señora que se sentaba detrás nuestro. Yo no dije nada, pero quede sorprendida, mucho. ¿Qué pasa, que si llora no se porta bien?

He hecho viajes largos, viajes muy largos en aviones con niños y bebés y nunca he hecho ningún comentario, ni me ha molestado que lloren, ni que se rían, ni que se muevan jugando, es algo natural.

Pero lo que se lleva la palma, fue en un restaurante:

En el grupo somos 3 mamá,  mamá de V,  mamá de M y yo. De vez en cuando nos gusta subir al centro hacemos los recados que no podemos hacer en el barrio y aprovechamos para comer en algún sitio chulo y siempre vamos con los peques.

Nos habían hablado de un nuevo restaurante vegetariano abierto gracias al crowdfunding. Normalmente este tipo de sitios suele ser muy “hippie” ademas de baby-friendly. Siempre que vamos a algún sitio (a menos que nos pille de improviso) llamamos para reservar y este restaurante no fue menos.

Llamamos 1 vez…2…3…4… no cogian el teléfono,  así que les mandamos 1 mensaje por facebook y finalmente reservamos para las dos y para 3 adultos y 3 carritos y nos dieron el Ok.

Llegamos al centro a la 1.30 pasadas y a las 2 cuando estabamos a punto de ir nos mandaron 1 mensaje por Facebook que hasta las 3 no tenían mesa.

Decidimos ir a las 2.30 para tomar algo y mientras dar de comer a los peques, que ya iban tarde con la comida. Llegamos allí y cual es nuestra sorpresa que nos dicen que ni a las 3 hay mesa para nosotros. ¿Cómo que no hay mesa? Al menos tenían 3 mesas y ningún cartel de reserva, aunque según ellos estaban a tope y nuestra reserva, por Fb, no era válida y no nos supieron explicar el porqué, todo eran balbuceos y que no había mesa.

Casi las 3 de la tarde y los niños, que por entonces comian sobre las 2, sin comer. Menos mal que en un sitio cercano que conozco nos dieron mesa para todos. Encantadores y nos trataron genial, a nosotras y a los peques.

¿Qué nos pasa?¿En que mundo vivimos que no respetamos a los mas pequeños? ¿No nos damos cuenta que son niños? Que los niños rien, lloran, gritan … que son niños!!!

Anuncios