Carta a mi Bebé de 20 meses

 

Empece esta entrada cuando cumpliste 18 meses, la intente continuar con 19 y espero terminarla y publicarla cuando cumplas 20.

Hace un año y medio que llegaste a nuestras vidas ( ahora mismo algo más),  unas vidas cuyos objetivos y metas han cambiado considerablemente. Ya no solo pensamos en nosotros, somos 3 y tus necesidades van por delante.

Ahora apenas me siento delante del portátil porque nada más que me siento vienes con un libro,  me lo das y cuando te pregunto ¿te lo leo? Me digas “ñae” queriendo decir sí . Me encanta poder leer junto a ti.

Me encanta ir todas las mañanas (que no llueve) contigo al parque,  porque tus sonrisas en el columpio,  tobogán o cuando juegas con algún otro niño,  merecen la pena y me hacen ser muy feliz.

Cuando duermes tu siesta me necesitas a tu lado y allí estoy,  ¡Soy tan afortunada de poder estar a tu lado! Y eso aunque no pueda llevar a cabo la mitad de los proyectos (para ti) que tengo en mente.

No me importa encontrarme la pared (o la tele) pintada con un lápiz de Ikea, porque se borra y esa cara de pillo que pones me encanta. Además, es culpa mía por despistarme un momento en otra cosa, pero una reprimenda no te la quita nadie. No pensé que empezarás tan pronto a “deleitarnos” con tus obras de arte.

Me encanta cuando señalas hacia tus puzzles o juegos favoritos, para que te los acerque, porque los tengo en alto para que no acaben desperdigados por el suelo. Cada vez que te veo poner una pieza en su sitio me siento muy orgullosa de ti.

Me encanta oirte decir todas las palabras que ya sabes: mamá, papá, teta,  teti,  tetilla (teti ya) acme (suponemos que significa a comer), agua, flor, ana, abu, yaya, aba, (con “ven” Detrás cuando no quieres que por ejemplo te cambiemos el pañal), si, no (aunque siempre digas que no y la mayoría de las veces sea que sí) y por todas esas palabras que decías y ya no dices y por todas aquellas que dices una vez y por algún motivo no vuelves a decir.

Cuando te preguntamos por las partes del cuerpo y sin titubear las señalas todas, incluso las de papá o mamá. También que nos digas todos los sonidos de todos los animales que ya te sabes: Elefante, león, caballo, vaca, oveja, pájaro, pollito, … aunque el único que dices perfectamente es “oso” porque te ríes mucho cuando ves los dibujos de “Masha y el Oso” y llamas Ellie al elefante de “Pocoyo” y antes decias “pepap pi” aunque ya no lo dices.

Por esos ojazos, verde-grisaceos-azulados que a todo el mundo llaman la atención y dicen ser azules cuando son más verdosos y que miran a todas partes para enterarte de todo.

Por como sabes donde estan y como llegar a tus lugares favoritos para jugar incansablemente y cómo te enfadas si los pasamos de largo.

Por todo el “cafe” que haces con el abu y como se lo pides hacer, y cuando vuelves de estar con ellos me agarras de la mano y me llevas al salón diciéndome “Teti, teti”, pero cuando te has ido con ellos me decías alegremente adiós con la mano.

Por todo esto y por mucho más TE QUIERO mi niño ❤

Anuncios

18 comentarios en “Carta a mi Bebé de 20 meses

    1. Si y con mi memoria de pez que tengo últimamente…de todas formas siempre me ha gustado escribir, diarios, cartas (a mi entonces novio ahora marido, amigos…) y ahora el blog, todo para el recuerdo 😄
      Gracias!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s