Tenemos un Mal día

image

De estos hay muchos y lidiamos como podemos. Su problema: pasa días sin cagar y a causa de ello tiene muuuuchos gases.

No penséis que soy pesimista, no es así, soy muy optimista y siempre veo el lado positivo. Sé que no nos quedan muchos días como hoy, y también que los habrá de otro tipo (dientes, gripe, ….) Pero también estan todos los ratos que pasamos juntos “gracias” a días como hoy. Ahora mismo está en mi regazo durmiendo.

Todo empezó al poco de nacer, antes de los 7 días ya estuvo sin cagar 3 días. En la revisión me dijeron que era normal, que por la lactancia materna podía estar hasta 7 dias.

Tres días antes de la revisión de los 15 días fuimos por urgencias porque ya llevaba 8 días sin hacerlo (en total fueron 10). Lo que me preocupaba no era que no hiciera, si no cómo se encontraba él. Se retorcía, se ponía rojo y por las noches sólo dormía si era encima de mí. Un calvario para él y para mí, que apenas dormía.

Fuimos al pediatra y todo era normal. Nos mando unas gotas y listo. Tres días después en la revisión de los 15 días lo que ya no era normal era su peso. Pesaba 50 gr más que cuando salió del hospital (ya hablare de esto en otro día porque también tiene tela)

A pesar de las gotas los gases seguían ahí, el niño seguía durmiendo conmigo (encima más bien). Pero no era plan. Así que nos hablaron de fisioterapia y osteopatía y lo intentamos (No voy a venderos ninguna cura ya que ni soy médico ni sé mucho del tema, solo voy a contaros mí experiencia y a ser totalmente sincera.)

En total han sido 3 sesiones. Después del primer masaje notamos mucha mejoría, muchísima, tanto es así que Pistolero empezó (por fin) a dormir en su cuna y apenas tenía gases.

En la segunda sesión los avances fueron mínimos y en la tercera nada de nada. Es más, tuvo un episodio de gases justo al día siguiente.

La gente habla maravillas de los masajes, os puedo decir que nuestro caso sí funcionó, pero hasta cierto punto. Y es que no creo que con unos masajes se solucione de la noche a la mañana un intestino inmaduro. Nos ha facilitado mucho la vida desde entonces, pero no es la panacea.

Sólo deciros que si estáis en una situación desesperada no hagáis tonterías, pensad antes y actuad con lógica. Y antes de hacer algo informaos bien, yo me informe en condiciones del lugar al que iba a llevar a mi bebé.

Así que cada equis tiempo tenemos un episodio de gases (suele ser cuando pasa un par de días sin hacer caquita):

– Se despierta por la noche a menudo y las siestas son casi misión imposible.

– No puede mamar en brazos, tiene que estar acostado en la cama.

– Lloriquea y sólo quiere estar en brazos y en posición vertical.

– El día que por fin se libera se pone y lo pone todo perdido. Así hay que estar pendientes para que no este mucho rato “pringao”

Y hoy es uno de esos días, apenas hemos dormido, apenas ha comido (yo tampoco) y esta agotado. Es uno de esos días que sin ayuda se haría cuesta arriba y perdería todo el optimismo que tengo. Afortunadamente, parece que va remitiendo y mi pequeño Pistolero esta dormido en mis brazos, oigo como suena su tripa, señal de que el final de este episodio esta cerca. Es todo un campeón, lo quiero con locura y aunque este así aprovecho al máximo estos momentos juntos, abrazándolo y cogiéndole de la mano.

Anuncios

3 comentarios en “Tenemos un Mal día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s